Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

domingo, 21 de noviembre de 2010

RECUERDO


Recuerdo aquel día en el que las aceras comenzaron a poblarse de pisadas ilusionadas, aquella tarde en la que los árboles se habían vestido pudorosamente, cambiando el escenario de una ciudad que parecía querer abandonar las taquicardias insulsas de su erróneo progreso.
Recuerdo que la noche se esfumó rebelándose contra el tiempo de las sombras, fue cuando las palabras ya habían callado todos sus silencios y nuestras almas habían despedido los abrazos eternos que se habían quedado en las promesas de los otros.
Recuerdo unos labios entreabiertos a medio camino entre el asombro de lo inesperado y la incredulidad de los milagros, los mismos que después se extraviaron en laberínticos humedales cuya salida no querían hallar.
Recuerdo tu cuerpo con vocación de secreto, poblado de heridas disimuladas que se mimetizaban con la luz inviolable de lo que parecía inmaculado y el éxtasis que inundó de respuestas las preguntas de la duda, que ahogó con su imparable marea las abstractas culpas de la evidencia de dos latidos.
Recuerdo la paz de mis ojos ciegos que sólo veían por ti mientras duró aquella guerra inacabada que hoy todavía sigue dejando víctimas de amor por el camino, y cómo no recordar la casi imposible escarcha del agosto más abrasador, las huellas veloces de tus pies en plena huida sobre la arena de tu playa y los golpes de tos que desterraron mis besos para siempre.
Y sin embargo amnesia deben tener mis sentidos, pues no recuerdo haber escrito ninguna frase en la que tú no asomaras, ni recuerdo que mis manos hayan explorado otros rincones que los tuyos, ni en mi paladar rememoro otro sabor que el de tu boca, ni parece llegar hasta mí otro olor que el de tu deseo, ni logro rescatar otro sonido que el de tu placer, ni mi vista tiene archivada otra memoria con perfiles diferentes a los de tu rostro.
Estoy solo y recuerdo, estoy contigo y olvido.

25 comentarios:

Ana dijo...

Estoy solo y recuerdo, estoy contigo y olvido, precioso Rafa, triste sí, pero precioso, el olvido está siempre lleno de recuerdos.

Un beso

FEPETE dijo...

La última frase es lo más conmovedor del texto.
Digno heredero de Bécquer es usted, Rafael. Siga escribiendo y desahogándose con su bellísima prosa poética, la cual purifica su alma y emociona a las nuestras.

Saludos.

FEPETE dijo...

Por cierto, comenté su entrada anterior.

MARTA dijo...

El tuyo es un universo magico pero como dices sigues dejando victimas por el camino. Se que no puedes borrar los recuerdos y se que haces un esfuerzo por lo menos ya admites en privado tus decepciones y lo que no puedes esperar de ella.
Bssss.

Jezabel dijo...

Coincido con todos en la calidad de este texto, pero voy más allá, en la calidad de los sentimientos, tan auténticos como la vida misma. La ultima frase, que te ha quedado soberbia, me recuerda a un sentimiento comun y adolescente, aunque nada que ver tenga. Si no lo tengo delante lo elevo a los altares, lo idealizo, pero cuando lo tienes... es más la idea que lo tangible. Muchas veces ocurre es más la idea de la persona que lo que realmente hay.
No hay doble lectura, eh?

RAFA EDEL dijo...

Gracias Ana por tu visita siempre grata y tu comentario. Me alegra que te guste.
Un beso.

RAFA EDEL dijo...

Gracias Fepete por su visita. Lo de digno sucesor de Bécquer es un elogio inmerecido e innecesario.

RAFA EDEL dijo...

Querida Martita, lo de dejar víctimas por el camino es una metáfora, no me seas tan literal que imagino por donde vas y te agradecería que pensaras un poco antes de hacer tus comentarios.
Un beso.

RAFA EDEL dijo...

Querida Jezabel, no hay dobles lecturas, ni triples, no te preocupes. Sabía que personas como tú iban a entender el sentido del texto perfectamente, es más común de lo que se pueda creer. Me alegra verte también por aquí y aún me alegra más saberte tan esperanzada...
Un beso.

Erato dijo...

Tus letras de hoy,Rafa, aparte de tener párrafos magistrales en la expresión, tienen el sabor de la melaza y suenan en mis paredes como un solo de violines.En el amor como en tantas cosas ¿quién sabe lo que es capaz de almacenar un recuerdo? Un brindis por tus palabras y por tu magia.Abrazo

Sorti dijo...

La soledad es el estado idóneo para acudir a los recuerdos. Cuando lo que deseas está a tu alcance no hay tiempo para rememorar nada, sino para vivir.
Ya te he dicho que me encanta cómo manejas el lenguaje y los recursos literarios, y la ortografía? Si es así, me reitero.
Tus escritos tienen cuerpo.

RAFA EDEL dijo...

Gracias Erato. Lo de magistrales viene un poco grande, yo no puedo ser maestro de nada pero me alegra que te guste, que te llegue. Ya hemos hablado otras veces de la magia y es algo que está más allá de mis letras. Un abrazo.

RAFA EDEL dijo...

Hola Sorti, muchas gracias y sí, ya me habías dicho algo parecido, excesivamente elogioso. Te agradezco que sigas viniendo por aquí y tienes razón en tu planteamiento sobre la soledad y los recuerdos.
Un beso.

M.J. dijo...

Vuelvo después de mucho tiempo a dejar un comentario pero no he dejado de leerte. Cada día escribes mejor y me gustaría que todo fuera mejor.
Un saludo, me alegra saber de ti aunque sea por este blog.

ChiSpark dijo...

Es muy tranquilizador la lectura de tu texto, Rafa, se pasea con en ella, incluso el punto de anhelo ya admitido por el giro que le has dado al final.
Tranquilidad y Aceptación, y si hemos de recordar que sea de esta manera, no permitamos dejar entrar algunas escenas indeseadas.

Siempre un placer llegar aquí.
Saludos

Mara Romero Torres dijo...

De las sorpresas gratas que a veces nos esperan en el camino, volver a saber de ti y encontrarme con "La memoria de tu olvido", una de las mejores.

Amigo mío, tuve el honor de conocer tu nobleza y saber de tu exquisita sensibilidad. Hoy, ante tus líneas, me inclino y aplaudo al duende que ha hecho que se vuelvan a conectar nuestros pasos.

Voy a volver a leer tus escritos... ¡Salud, mago de la prosa poética!

Y voy a incluirte, con tu permiso, en mi proyecto "Poemas en el camino", incluido en mi blog "Soma y tú".

¡Un abrazo!

Mara

RAFA EDEL dijo...

Gracias MJ, no sé bien porque firmas en abreviatura. Yo también me alegro de volver a saber de ti y espero que no pase tanto tiempo para volver a tener noticias tuyas.Sigo teniendo el mismo teléfono y el mismo correo.
Un abrazo fuerte y grande.

RAFA EDEL dijo...

Querida Chispark, lo que es siempre un placer es tenerte por aquí. Gracias por tu visita y tus comentarios. Yo también te sigo.
Un saludo.

RAFA EDEL dijo...

Mara, la satisfacción es mía. Ha sido una alegría encontrarte de nuevo.
Gracias por tus elogios que son excesivos, yo también guardo un grato recuerdo de ti.
En cuanto a lo de incluirme en tu blog, sin problema, es para mí un honor. Ahora que he encontrado tus huellas, me empaparé de tus escritos.
Yo también aplaudo al duende.

Un abrazo.

Violette dijo...

qué preciosidad de texto Rafa... como ya te han dicho, mientras te leía tenía en mi paladar la sensación de estar leyendo a Becquer... vistes el amor con las palabras de la memoria, con el azahar del tiempo pasado, y la añoranza de lo venidero.. una maravilla.. un beso grande!

Violette dijo...

pues a mí tu pequeñez me parece enorme... un beso Rafa!

RAFA EDEL dijo...

Muchas gracias Violette por tu visita y por tus elogios, viniendo de ti que escribes tan maravillosamente, me saben diferentes. Y lo de Bécquer una exageración.
Un beso grande también para ti.

S. dijo...

La verdad, todavía estoy impresionada, poeta, por tus palabras. Es genial y la frase del final increíble, compi.

Un beso grande.

RAFA EDEL dijo...

Hola compi. No creo que yo te impresione, pero gracias por tus elogios, eso es que me miras con mi buenos ojos.
Otro beso grande para ti.

Anónimo dijo...

Acabo de añadir a su página web a mis favoritos. Me gusta leer sus mensajes. Gracias!