Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

martes, 2 de noviembre de 2010

HOY NO HAY POESÍA

Hoy no hay poesía en mis palabras, si buscáis eso podéis marcharos. Hoy no es que vea el vaso medio lleno o medio vacío, simplemente no veo el vaso.
Estoy cansado, demasiado cansado. Es hermosa la luz de este día, pero siento que no es para mí. No quiero seguir andando.
Mi mente lleva un galope acelerado que mi cuerpo se niega a seguir. Trato de sacar fuerzas de quien todo lo significa desde el día en que nació, pero nada logra cambiar la realidad de un dolor contra el que no sé que armas utilizar.
Y sin embargo siguen poniéndose de mi lado demasiados esfuerzos, demasiadas miradas, demasiadas palabras. No sé si existen la casualidad y el destino o si simplemente es azar, pero en estos días de postración se han acortado los caminos entre tres almas generosas y yo. Cada una lleva su cruz y las tres han acudido sin saberlo al rescate de mi persona, cuando probablemente deban ser ellas las rescatadas.
No es bueno comparar, pero echo de menos otros acentos, otros ánimos que antes siempre estaban en el momento oportuno y que ahora se borran según los días, según las circunstancias por otras obligaciones, preferencias o necesidades.
Puede que sea yo quien huye de todo. Ahora mismo me gustaría dormir y dormir, vivir ajeno al devenir del mundo, soñar con poder despertar inundado de una amnesia que me haga olvidar esta lucha desigual contra la naturaleza en la que siempre perderé yo.
Ya sé, que como dijo alguien “el presente no es el único estado posible de las cosas”, que tengo más motivos para mirar hacia delante que para rendirme.
No es esta la cara que quiero ofrecer, yo quería comerme el mundo y es él quien me devora poco a poco. Quiero escapar, llegar a un nuevo puerto en el que nada lastre mi vuelo pero en el que todos y todas estéis presente porque sois la única razón que me induce a seguir en pie.

15 comentarios:

Erato dijo...

No vengo buscando poesía.Vengo a encontrarme contigo y tu dolor.
Nada me gustaría más ahora mismo que encontrar la palabra acertada que mitigue lo que sientes.No la tengo.Pero si el mejor de mis abrazos.Supongo que algo calmará.Aquí estamos y seguiremos estando los que apreciamos no solo tu poesía sino el ser humano que hay tras ella y que es único.Deja que pase hoy.Sabrá irse solo y te regalará de nuevo un pellizco de esperanza.

ChiSpark dijo...

Quisiera decirte tantas cosas, comentar largo y tendido -incluso al leer hoy tus textos anteriores- pero no sé por dónde empezar, Rafa. Que luchar contra la naturaleza es batalla perdida es 'más vieja y sabia' que nosotros, que el auténtico presente se riñe con la espera -pide sincronización-, que tu persona es la que leo, que hay un nuevo puerto en cada respiración, que...
Que te deseo lo mejor por el gran aprecio que te tengo.

Un abrazo afectuoso desde las Islas

garufa dijo...

Hola amigo y compañero de fatigas compartidas.
Que quieres dejar de luchar, que estás cansado, que la vida no es justa, sí, cierto, sin embargo no del todo.
No quieres dejar de luchar porque sigues aquí diciendo lo que sientes, revelándote. No estás cansado, simplemente tu cuerpo necesita un descanso que tu corazón y tu cabeza no le permiten, pero ahora sí debes frenar ese ímpetu y dejar que tu cuerpo lleve un tiempo tu camino sin obligarle, sólo acompáñale.
La vida no es justa en muchas cosas, pero tienes a tu lado la una parte de tu fuerza, lo que más quieres, y el resto está dentro de ti, siempre lo ha estado, déjala salir con calma sin obligación, como se ofrecen los mejores besos, las caricias más profundas, la amistad de siempre, la ternura de un sentimiento.
No te dejes vencer por la vida porque ella sólo te echa un pulso, agunta fuerte el brazo y volverá a rendirse, mientras tanto, espera porque esas voces, esos acentos, esos silencios de ahora, se volverán susurros al lado de tu cara, reflejos en tu mirada, apoyo en tus manos.
Y, hasta entonces, no olvides que otras personas como yo, te queremos desde el alma, desde más allá de la distancia, desde el mar y las montañas.
Un beso compi, te quiero.

Jezabel dijo...

Hola Rafa.
Tenía un arsenal de palabras para soltarte, pero las veo a cual más estúpidas, así que he decidido llamarte, y si tienes ganas y ánimos hablamos un ratito. Si no, lo entenderé. De verdad... no sabes como lo entiendo.

Sorti dijo...

Sé valiente...Desde aquí sólo quiero sostenerte un poquito.

RAFA EDEL dijo...

Erato muchas gracias, por supuesto que tu abrazo me calma y me reconforta, no sólo ese abrazo,también las huellas que vas dejando. Un abrazo fuerte.

RAFA EDEL dijo...

Chispark, otro abrazo afectuoso para tí, yo también te aprecio y para mí significa mucho que estés por aquí.

RAFA EDEL dijo...

Garufa, ya sé que me quieres, lo demuestras a cada momento. Aunque sé que no te gusta, gracias y mil veces gracias, por este comentario, por las más de dos horas de conversación telefónica, por los otros mensajes, por tus desvelos y sobre todo por estar siempre ahí dando unos ánimos que a veces tú necesitas más que yo.
Yo también te quiero.

RAFA EDEL dijo...

Jezabel no creo que nada que venga de tí pueda ser estúpido, tus palabras significan mucho para mí y tu disponibilidad aún más. Gracias amiga y por supuesto cuando quieras hablamos.
Un beso grande.

RAFA EDEL dijo...

Gracias Sorti, me sostienes bastante.Siento estar así y transmitir todo esto pero es la como me siento. Sé que todo esto será pasajero, que cambiará, no me rindo con facilidad aunque ahora lo parezca.
Un abrazo.

VANE Alive dijo...

Ya sé, que como dijo alguien “el presente no es el único estado posible de las cosas”, que tengo más motivos para mirar hacia delante que para rendirme.

No hay mas que decir.
Un abrazo!

FEPETE dijo...

Pues siga usted en pie, Rafael, pero además no deje de escribir poesía. Si no la encuentra, ella le encontrará y lo llevará a buen puerto.

Saludos.

RAFA EDEL dijo...

Gracias Vane Alive por tus palabras de aliento y por ese blog en el que dejas tus impresiones, tú eres un ejemplo de fortaleza.

RAFA EDEL dijo...

Gracias Fepete por su visita y esas palabras que me ayudan. Sin duda alguna la poesía acudirá, siempre lo ha hecho.

Anónimo dijo...

Cuantos recuerdos con tus palabras, cuantas noches sin dormir velando el sueño de quién mas quieres, cuantos días mirando sus colores y pensando q la vida es injusta. Hoy, ahora, al leer tus líneas he vuelto a recordar y vuelvo a pensar q la vida es injusta, que castiga a quién menos lo merece, que no entiende, que no sabe, que no mira, que... Lo único positivo? conocernos.
No te rindas, no te canses de luchar. Tu lucha es la mia, la nuestra, la de todos los que estamos aquí, contigo. Todos somos uno. No olvides nuca que te queremos y qye sufrimos contigo. La cruz la llevamos entre todos y así es mas facíl.
Ánimo amigo y no dejes nunca de trasmitir.
Lola