Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

jueves, 1 de septiembre de 2011

HOY HA VUELTO

Hoy ha vuelto la lluvia como un epílogo del verano, como un preludio del otoño, ahogando el sopor de los repetidos días del estío y silenciando el cadencioso cantar de las chicharras.
Hoy ha vuelto septiembre con su traje nuevo de niño temeroso y a un tiempo ilusionado ante un nuevo curso de vida y madurez que irá alejando la inolvidable sensación de seguir creyendo que todo es posible.
Hoy ha vuelto la maestra, como una niña grande que sigue aprendiendo, a pasear sus ojos por un aula vacía que pronto se llenará de sonidos y miradas asombradas de vértigo infantil.
Hoy ha vuelto a caer del calendario otra hoja mientras seguimos sin saber si son más las arrancadas o las que aún esperan nuestra mano temblorosa e interrogante ante lo que vendrá.
Hoy han vuelto las letras a querer mezclarse con mis latidos hasta llegar a confundirme y no saber si ellas me hicieron a mí o yo las hice a ellas.
Hoy ha vuelto la sensación, la fe, el credo que llevo a gala prendido en mi alma y que me hace dudar de todo y apostar al mismo tiempo el poco patrimonio que poseo a ese cuadrito del tapete en el que pone Amor con mayúsculas…y siempre gano.

5 comentarios:

Ana dijo...

Pues es maravilloso empezar Septiembre leyendote Rafa, yo siempre he dicho que el año empieza ahora. Respecto a las letras da igual quien hizo a quien, el resultado es precioso.

Un beso grande

Erato dijo...

Me gustan estas palabras que nos regalas hoy, amigo.Tienen el aroma inconfundible de la tierra mojada, los lápices Alpino y las sonrisas infantiles.Entrañable todo lo que compartes, como siempre.Y con una belleza única para contarlo.Un abrazo,Rafa.Y sigue ganando.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Ana, maravilloso es seguir viéndote por aquí y seguir aprendiendo de lo que escribes y sientes. Un beso grande también para ti.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Erato. Me alegra que estás palabras te gusten y te evoquen tantas cosas. Otro abrazo grande para ti y sigo apostando a ganar.

Anónimo dijo...

Son palabras muy enternecedoras, melancolocas y que bueno que nos regales esto.