Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

domingo, 16 de enero de 2011

ALIADO INESPERADO

   Sobre la piel del tiempo, el frágil otoño pausado dejo sólo un vestigio de su fiereza de antaño. La macilenta luz tardó en regresar, pero cuando lo hizo, desbarató impaciente todos los espectros que danzaban en mis noches de insomne pusilanimidad.
De aquel rescoldo que nunca abrigó, ha nacido un invierno de furiosas lluvias y soles inesperados que muestran el anverso y el reverso de una incógnita eterna que quizás hoy, ya no esté interesado en descifrar.
Sólo deseo saborear los silencios que tanto llevan hablando de sus rotundas e impagables dudas.
Y convirtiéndose en un aliado inesperado, el frío de enero ha puesto en mi camino el seguro azar de un universo que deslumbra cuando sólo acaba de asomarse a mi alma.

25 comentarios:

Ángela dijo...

Hay quién opina que cualquier tiempo pasado fue mejor.... yo creo que somos mejores cuando aprendemos a vivir nuestro tiempo presente con los aprendizajes de ese pasado. Tus letras encierran reflexiones y silencios que gritan. Cuando un universo nos deslumbra, deberíamos abrir los ojos, los ojos del alma y aprender a mirar.
Es un placer volver a leerte. Te dejo un abrazo

FEPETE dijo...

Optimismo, intimismo, silencios que angustian, personalismo,...

Gran prosa poética que dice mucho con no muchas palabras. Toda una reflexión literaria.

Saludos, Rafael.

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con tan bellisimo texto, un besin muy grande.

Erato dijo...

Bien por esas luces tras las sombras, por los ciclones y maremotos que zarandean los insomnios para regalarte universos,Rafa.Disfruta de esa luz y sigue contándonos con la suavidad y sensibilidad que te caracteriza y que nos deleita a más de uno.Un abrazo achuchao para ti.

garcescu dijo...

Es muy bonito lo que escribes y lo escribes muy bien.

Tu aliado en la espera, al que por fin has tendido la mano, te la estrecha anunciándote nuevas sorpresas de soles y lunas. Tú ya estás dispuesto a vivirlas. ¡Escribe más!
Un saludo.

garcescu dijo...

Me encanta.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Ángela, otro abrazo para ti. Gracias por visitar este rincón y participar y por tu poesía que sigues compartiendo con todos.
Un abrazo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Fepete por seguir este blog y dejar su opinión que valoro mucho.
Un saludo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Ozna-Ozna, me llegan especialmente tus palabras sabiendo que vienen de esa Asturias a la que quiero, las gracias a ti por visitar este rincón.
Un besín.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida Erato, me impregno de las luces de este invierno que no son más que el reflejo de personas que irradiáis toda la luminosidad.
Otro abrazo grande hasta tí.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Garcescu, bienvenida a esta tu casa. Agradecido por tu comentario, aquí tienes este Macondo para que vuelvas cuando quieras y mi mano para estrechártela también a ti.
Un abrazo.

Celsa Barja dijo...

El silencio a veces se hace extraño idioma en el paladar del alma, entre dientes asoma lo que acaso calla... Hermosa tu prosa acicalada de poesía.
Un beso.

Marta dijo...

Supongo que es grato ver como lo que escribes y lo que sientes se ha teñido y ha mejorado.Me alegro por ti por ese universo nuevo pero ya sabes lo que pienso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida Celsa, muchas gracias por tu visita y por el comentario que viniendo de alguien que escribe con tanta belleza y sensibilidad como tú, es todo un honor. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Marta la vida nos ofrece en ocasiones caminos nuevos e inesperados y dar sentido a todo eso debe ser nuestro objetivo como personas. Tú vas a tener muchas más oportunidades de transitar esos caminos y lo vas a entender todo mucho mejor que yo.
Gracias por seguir por aquí.

Ana dijo...

Pues tiende las manos a ese seguro azar que te aporta luz con solo asomarse, dudas en la vida siempre tendremos, pero la luz de la esperanza puede ser el camino, el destino.

Un beso Rafa, siempre es un placer leerte y profundizar en tus escritos que siempre me llevan a la reflexión

Jezabel dijo...

Tambien me gusta cuando te pones críptico...
:)

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida Ana, en ello estoy, tendiendo la mano a ese seguro azar.
Gracias a ti porque me alimento de lo que escribes en tu blog y de visitas como la tuya. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Hola Jezabel. No es tan críptico mujer o será que hace tiempo que no hablamos tranquilamente. A mi me gusta verte por aquí y que la buena esperanza siga llenando tus irrepetibles momentos. Un beso.

Dejé de soñar para vivir mi sueño dijo...

Me encanta el estilo que tienes, tus formas, tus líneas resbalan con las ganas de seguir leyéndote, y siempre sabe a poco.
Un abrazo, Rafa"

Anónimo dijo...

Como siempre, me dejas sin palabras. Precioso...

Lola

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Y tú sabes que me encanta tu filosofía Alboriana. Gracias Mayte por visitar mi rincón y me alegro que todo vaya mejor. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Lola. Te debo una llamada para saber cómo va todo, además de otras cosas que también te debo.
Un beso.

avillarin7 dijo...

Es un texto precioso. Aunque con una frágil positividad y un también frágil optimismo, me ha dejado un sabor agridulce...
ójala esos soles inesperados duren mucho.
Un saludo

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Avillarin7 por llegar hasta aquí y por tu comentario. Lo de frágil parece que va un poco conmigo, es curioso. Pero eso espero que esos soles duren mucho.
Un abrazo.