Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

viernes, 7 de enero de 2011

MIEDOS

        Hace mucho que creo conocer a alguien. Pero el paso de los años, más de cuatro décadas, me ha hecho dudar sobre muchas de las cosas que siempre me gustaron de él.
Soy muy exigente y por eso he llegado a la conclusión de que esa persona podría haber dado mucho más de lo que ha entregado.
Las capacidades no se miden por las palabras, por los buenos deseos, se calibran por los hechos, por las acciones y el sujeto a quien me refiero se caracteriza por hacer gala mucho más de los primeros que de los segundos.
La vida le ha dado suficientes oportunidades, quizás más incluso de las que merecía, y a pesar de ello da la impresión de que sigue empeñado en malgastarlas.
Muchos le admiran, quizás sin saber muy bien por qué y es indudable que tiene cualidades poco corrientes, que es diferente, pero se necesita algo más para encontrar y dar sentido a esto que llamamos existencia.
En algunos momentos parece tener un arrojo sorprendente, admirable diría yo, da la impresión de no rendirse fácilmente, pero su vocación parece ser de veleta lo que hace que su estado y predisposición sean fácilmente mudables.
Cuando ese arrojo desaparece, surge el miedo y entonces queda casi inmovilizado o más bien espera que el azar, las circunstancias o lo que quiera que sea, terminen por decidir por él. Miedo a enfrentar la realidad insobornable, miedo a intentar nuevos caminos, miedo a romper encantamientos, miedo a confundir y confundirse, miedo a crecer, miedo, en definitiva, a mirarse en el espejo para no tener que pasar por el trago de intentar reconocerse.
Sigo dudando. Puede que yo no sepa realmente cómo es o tal vez, sé demasiadas cosas de él como para no dejar de quererle y odiarle a un tiempo.

16 comentarios:

Jezabel dijo...

que desconcertante este pots Rafa. Pero me gusta y me intriga saber de quién hablas.
¿No serás tú mismo, no?
No me encajas, eh?
besos!

Susana dijo...

Yo también conozco a una persona así, siempre con algún miedo, y cada día también me decepciona, pues sabe q tiene dejar los miedos a un lado de una vez y empezar a luchar, pues esos miedos le impiden ser feliz...pero esa persona, creo q vive esperando a que algo pase, algo suceda q le facilite el trabajo y así no poner en riesgo el concepto q puedan tener de ella...vaya cobarde!!!!!!!!!!

Erato dijo...

Amigo Rafa.El miedo aunque a veces paralice,aunque suene a paradoja, nos ayuda a seguir adelante.Las veletas tienen que existir y los espejos y las palabras y las dudas y los días en que nos gustamos un poquito y aquellos en los que nos detestamos aún más.Todo eso y más es lo que nos configura como seres humanos aunque a veces nos den ganas de formatearnos y empezar de cero.Creo que tu amigo es como las circulos concéntricos que se forman en los ríos cuando arrojamos piedras y pedimos un deseo.En él nos vemos reflejados más de uno y nos diluimos hasta formar otros nuevos cuando alguien vuelve a arrojar otro deseo.No lo odies nunca.Mímalo como si fuera tu mejor "estrella" y con miedo y todo...no te pares nunca.
Un beso sin miedos

MARTA dijo...

El miedo y la valentia hacen de esa persona alguien especial. Puedes pensar lo que quieras pero conozco a poca gente que crezca de modo constante como tú y sobre todo que sean tan honestas.
¿Cuantos miedos nos quitas tú?

Ana dijo...

Me parece muy bueno este post Rafa, como te he dicho en otro sitio, todos tenemos miedos, todos, lo malo es cuando el miedo paraliza, uno tiene que reconocer sus miedos, afrontarlos mirándolos de frente sin titubeos y avanzar, no se puede dejar nada al azar, porque en ese intervalo uno pierde la oportunidad.

Es muy interesante las dos lecturas que se me ocurren sobre tu escrito, mirando a alguien o uno mismo y su reflejo que todos en ocasiones ni nos reconocemos por esas cosas que tiene la vida.

Un beso muy grande

acróbata dijo...

Pues no hay otra que conformarse a convivir con el extraño que nos reta frente al espejo, uno nunca para de sorprenderse a si mismo y si no he entendido mal la reflexión te diría que no te castigues tanto amigo.....para eso están los demás, no les des el gusto de ahorrarles ese trabajo.

Un abrazo.

FEPETE dijo...

Y lo más importante de todo es que nunca se conoce a nadie del todo. Ni siquiera termina uno de conocerse a sí mismo.

Siempre somos mucho más de lo que parecemos y a veces se espera de nosotros más de lo que somos capaces de dar.

En fin: de la potencia al acto, o bien nos quedamos en la mitad del camino.

Ahora mismo me han venido a la cabeza Aristóteles y Pirandello("Seis personajes en busca de autor").

Saludos, Rafael. Muy interesante e inteligente esta última reflexión tuya.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

JEZABEL. Hola, cómo estás. Tenemos pendiente una conversación, quiero verte en ese estado tan especial y ya te explicaré, verás como encajan las cosas. Un beso.
SUSANA. Supongo que todos conocemos a alguien así, pero no es cuestión de cobardía, el valor lo tenemos, sólo hay que sacarlo en el momento preciso. Un saludo.
ERATO. Qué decir. Gracias, siempre gracias. Mis miedos son menos gracias a ti y por supuesto que vamos a seguir adelante. Un beso.
MARTA. Muchas gracias, siempre generosa. ¿Ves? A veces uno tiene más oportunidades de las que merece. Un beso.
ANA. Me alegra verte por aquí. Me parece muy bueno tu comentario y me gusta alimentarme de lo que escribes. Un beso.
ACRÓBATA. Gracias, procuraré, como dices, no castigarme demasiado y no hacerle el trabajo a los demás. Un saludo.
FEPETE. Gracias por su visita. Estos comentarios son los que dan sentido a mis palabras. Un saludo.

Anónimo dijo...

Como me gustas amigo, hasta definiendote eres único. Eres capaz de sacar todo lo bueno de lo malo de otra persona y sin embargo en ti todo lo ves desde el otro lado. Es curioso, me haces sonreir porque yo sé que dices lo que sientes, que lo que sientes así, que lo sufres, que lo vives, pero no no es cierto. No tengo las palabras paara hacerte comprender que no estas en lo cierto. Lo único que tengo es la certeza de la verdad y contra ella no puedes hacer nada. Seguro que has tenido miles de oportunidades y estoy segura, tambien, que si no las has utilizado ha sido porque no ha sido el momento. SEguro que no ha sido tu oportunidad niguna de ella. Y si eres cobarde en algún momento de tu vida, qué mas da?. Crees que todos los que t rodean son valiente?


Lola

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Lola gracias por estar siempre ahí dando ánimos. Es difícil definirse y además por suerte los estados son pasajeros, eso tú lo sabes bien. No me rindo, ni soy cobarde siempre, ni todo me da miedo. Tú sabes bien que los miedos son los que nos impulsan a hacernos más fuertes. Un beso amiga.

Ángela dijo...

Hola Rafael. ¿Sabes? tus palabras tienen un sabor agridulce, muestran la eterna confrontación entre lo que vemos y lo que queremos ver, lo que somos y lo que queremos ser.
Todos somos únicos e irrepetibles, para bien o para mal ¿Quién no ha sentido miedo, ha defraudado, ha desaprovechado oportunidades?
No somos solo lo que nos enseñan, somos más lo que aprendemos y esa no es una tarea sencilla.
Me ha encantado leerte. Un abrazo

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Ángela muchas gracias por tu visita y por ese comentario tan reflexivo que me has dejado y que me ayuda.
Me alegro de que estés por aquí. Ya me he dado una vuelta por tu espacio y me ha gustado mucho tu poesía.
Un abrazo.

ChiSpark dijo...

¿Cómo no tener miedo si la realidad es "insobornable"?.
¿Sabes Rafa?, lo que más alabo de tu texto es , además de lo bien que te expresas, el reto -también parece ser en ti insobornable- de auscultarte una y otra vez con la intención de encontrar sentido a la existencia, a la tuya, a La Vida.

Tienes el privilegio de saber expresar tus 'adentros', para lectura de los que te seguimos con placer,y, te admiramos.

Un saludo cariñoso

WILLOW dijo...

A veces yo misma me siento asi..¡Feliz año Rafa, guapeton! montoncitos de besitos!!!

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Chispark por tu comentario y por la benevolencia que el mismo desprende. Tienes razón en una cosa, que procuro seguir buscando siempre ese sentido a la existencia.
Otro saludo cariñoso para ti.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Hola Willow, que alegría me produce siempre encontrarte. Feliz año también para ti. Besos para mi valenciana favorita.