Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

lunes, 25 de abril de 2011

CONCLUSIÓN

Ha concluido una Semana Santa diferente. Todas supongo que son diferentes. Demasiado húmeda, casi otoñal, por decirlo de un modo suave, pero hoy he tratado de ponerlo todo un poco en orden, de volver a la rutina sin nostalgia y así he podido descubrir las cosas que han quedado.
Me he encontrado con un rito, no por repetido menos hermoso, con la belleza caminando por la calle como quien no es consciente de que la posee, con la ilusión prendida de muchas miradas y latiendo en mi corazón.
Con sonidos que no esperaba y silencios no invitados, con presencias fortuitas y ausencias inevitables. Con un tren de ida y otro de vuelta. Con citas ineludibles que se pierden en el tiempo.
Alguien se ha dejado entre mis cosas un encendedor amarillo, una carta maravillosa dirigida no sé a quien pero que me ha hecho llorar de emoción, cuarenta euros que no valen nada, un montón de besos y caricias desparramados, un olor impregnado entre mis sábanas, trozos inmensos y valiosos de un corazón, brillos de un alma, alguna lágrima furtiva, un manojo de risas regaladas, latidos que dieron ritmo a mis pausas indolentes, confesiones, preguntas, respuestas, vértigo, deseo, sueños recitados a dos voces, realidades compartidas, regalos impagables.
Y alguien, después de tanta lluvia, me ha dejado un arco iris que sigue tiñendo mi vida de colores y ante eso ya no valen mis palabras, ni siquiera mis gestos o mis hechos porque siempre seguiré teniendo una deuda, otra más que se acumula en la cuenta de mi vida.

14 comentarios:

acróbata dijo...

Leo que la rueda de la vida te está siendo favorable en estos últimos tiempos y sabes qué....que me alegra un montón Rafael.

Un fuerte abrazo y mucha suerte con tu libro.

Sira Libro de Arena dijo...

Hola Rafael. Gracias por dejar este enlace en Libro de Arena, así podré visitarte también por aquí. De nuevo, Enhorabuena y hoy mismo intentare encontrar tu poemario y podré conocerte un poco mejor.
Un abrazo y... Ahora ¡a por la parejita!

Susana dijo...

Que en la cuenta de tu vida se acumulen montones de deudas de las que no se pueden pagar...de esas que sin dinero nos llenan, ponen color a nuestra vida y caricias en el alma. Es precioso Rafael, como siempre. Un abrazo.

VANE Alive dijo...

ayssss
yo no estoy inspirada eh??
pero quiero deudasss muchas muchas deudas.
De esas que tu tienes.. miles!!!
Un besazo!!!!!

S. dijo...

Ojala todas las conclusiones que fuésemos sacando a lo largo de nuestra vida tuvieses este talante, esta ternura, este optimismo, esta visión de futuro y este mirar hacia atrás de refilón para no dejar de mirar hacia delante nunca.

Compi, es un placer leerte y, mucho más, así.

Un beso grande.

Erato dijo...

Siempre es un motivo de fiesta,de celebración, que existan corazones como el tuyo, Rafa que son capaces de conmoverse con todas esas cosas que cuentas por Macondo y que lo hacen tan especial.Ojalá sigas alimentandote de vivencias así de intensas y sientas la necesidad de venir a contarlas para hacernos los días más intensos también a nosotros.
Un placer leerte así de feliz.Bien por tus días!
Un beso.

Ana dijo...

Me gusta leer ese color en tus palabras, siento esas emociones, esas ilusiones, el valor de lo verdaderamente cierto, la ternura.

Un beso, me encanta leer tus cosas Rafa

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias ACRÓBATA por tu visita y tus buenos deseos, espero que a ti también te vaya genial. Un abrazo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

SIRA, me alegro de que hayas llegado hasta aquí desde ese Libro de Arena del que tan buen recuerdo guardo. Bienvenida a este rincón que también es tuyo y espero que sigamos visitándonos. Un saludo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

SUSANA gracias por poner tu nota tan especial en este rincón. Me alegra verte también por aquí y siempre se te nota que eres una artista. ¿Para cuándo una exposición? Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida VANE, mientras las deudas sean de esas, pues sí, debemos acumularlas pero a poder ser tenemos que aprender a darnos, también tengo deudas contigo porque tu lucha y tu ánimo siempre son un ejemplo. Besos.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

COMPI, gracias por seguir ahí, siempre dándome empujones pequeñitos para seguir avanzando. Me gusta verte por este rinconcito. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

ERATO, a veces es fácil conmoverse cuando lo que te rodea mueve a ello. Me gusta ver las cosas con otros ojos y últimamente tengo la suerte de verlas con los más maravillosos que he encontrado. Gracias por seguir visitando esta casa y dejar tus comentarios que dan sentido a la misma. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida ANA, coincidimos, porque a mí me gusta mucho, hasta el punto de haberse hecho necesario, leer lo que dejas en tu acantilado o en cualquier otro lugar. Un beso.