Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

sábado, 19 de marzo de 2011

INTUICIONES

Por todos lados la primavera se intuye, el sol calienta los naranjos helados del pasado invierno y una florecilla blanca, azahar de mi tierra, pregona con su voz aromática que el tiempo está llegando.
María Callas y Puccini se han aliado para regalarme la magia de una música que me alimenta. Por un momento cierro los ojos, procuro no pensar en nada, respiro hondo y regreso a la plenitud de esta nueva luz que me seduce.
Ansío los ojos de aquella a quien amo que ahora mismo se está llenando de mar para regalarme después una marea alta llena de olas que acabarán rompiendo sin descanso entre su pecho y el mío hasta provocar el más elocuente maremoto.
Y mientras, la más suave mano busca en las mías el calor, la protección, las respuestas que no soy capaz de hallar si no me busco precisamente en ella, en su inocencia y su sabiduría infantil.
No digo que esta sea la mejor de las mañanas pero sé que tiene casi todos los ingredientes que mi vida necesita para acercarse a la plenitud.
Intento enterrar el dolor, el cansancio de una lucha sin cuartel contra el habitante de mis tripas, el desasosiego de las medias verdades y las ambigüedades que otros labios me ofrecieron durante un tiempo en el que estuve ciego y me reencuentro con el que siempre quise ser, con el que ha vuelto a las huellas que entre palabras escritas había dejado y que afortunadamente aún soy capaz de reconocer.
Desde Oriente alguien ha abierto una puerta, acabo de entrar y ya sé que no quiero salir de un corazón que ha llenado el mío de certidumbres, del sosiego que me hace comprender que siempre y todo pueden ser sinónimos de aquí y ahora y mañana no importa y las promesas no existen.
Ahora no soy mejor pero sé que soy yo.

9 comentarios:

Vane Alive dijo...

Te deseo lo mejor.
Que ahora que has cruzado esa puerta consigas permanecer dentro para siempre.Porque sea lo que quieras hacer,porque alli te encuentres agusto,porque allí seas feliz!
Un beso

Erato dijo...

Mareas incansables, música sublime, esa mano en la que reencontrar la inocencia, el olor de las primeras flores de azahar, enterrar dolores innecesarios...Y lo mejor de todo Ser quien siempre quisiste ser.Suena todo tan bien por este Macondo...No dejes de disfrutar ni un segundo de esa plenitud que compartes con nosotros,Rafa.Un beso enorme y mis mejores deseos en ese camino que te sienta tan bien.

Ana dijo...

Has dibujado paso a paso entre letras, música, color y olor un momento único, ese momento justo en el que te encuentras, con la caricia necesaria de esas manos pequeñitas y la plenitud de ese sueño realizado.

Uno entra aquí y percibe la cálida sensación de la felicidad, un beso muy grande Rafa te deseo lo mejor siempre

Maria Coca dijo...

Cuando llega la primavera todo parece renacer de nuevo. Incluso nosotros con nuestros sueños colgados de las ansias.

Feliz primavera.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Vane, yo también te deseo lo mejor en todos los sentidos. Y como bien dices ahora no quiero salir de donde he entrado porque me siento feliz. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Erato por tus palabras siempre certeras, por seguir ahí y estar. Espero seguir disfrutando esa plenitud que ahora mismo siento, te aseguro que es un camino hermoso. Un abrazo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida Ana, muchas gracias, tus palabras siempre me llenan de satisfación y de elogios desmesurados que viniendo de ti son todo un privilegio. Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias María por tu visita y por dejarme tus palabras, la verdad es que este caso todo parece renacer desde un poco antes de la primavera porque en ocasiones la primavera más que una estación, es un estado del alma. Felicidad también para ti.

Jezabel dijo...

Rafa, me alegra enormemnte este estado que muestras en tu texto con tanta sencilles y sensibilidad. Como se agradece la calma cuando se ha estado en el maremoto...