Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

lunes, 14 de febrero de 2011

ORQUÍDEAS BLANCAS Y MALVAS

Durante dos días el sol ha sido un aliado que ha querido encaramarse a la tapia fría del invierno para ver cómo llegaba la Dama de Oriente.
Las risas se han tatuado en la piel del tiempo y un semi niño asustado ha sentido el cobijo de unos ojos que desde el primer instante llegaron con la certeza común de quedarse.
Los naranjos que colorean la ciudad se han agitado nerviosos y agradecidos por haber sido invitados a la mirada embelesada y sorprendida de quien casi todo lo hace fácil.
Hay palabras que no se dijeron, abrazos que resistieron más allá de los deseos, prisiones que el corazón no se atrevió a asaltar y colores y latidos, muchos colores y latidos que han cambiado para siempre el paisaje de un alma que sigue jugando a estar herida.
Las orquídeas blancas y malvas que ella vio son otro regalo, uno más que enriquece a quien siempre espera sin darse cuenta de que todo está llegando.
Los andenes de la tarde siempre saben a despedida y el sol que lo conoce mejor que nadie, fue el primero en marcharse.
El viento habló en mitad de una furiosa lluvia, también los ojos de Occidente quisieron disputarse a la Dama, mas su llanto fue en vano, Oriente también la echaba de menos.
Pero todo es relativo o tal vez no porque hay verdades que se sienten cuando dos almas se tocan más allá de las evidencias, de las dudas y de la “soledad acompañada”.

14 comentarios:

Ana dijo...

Precioso, realmente precioso, se nota que todo se ha aliado para dar color al ambiente y nuevos aires a este espacio porque cuando dos almas se tocan mas allá de las evidencias, de las dudas y de las soledades todo cambia.

Un beso muy grande Rafa, me ha encantado leerte de nuevo

Puri dijo...

Gracias. :) Me encanta

VEREDA dijo...

Destila sensibilidad, precioso relato.

avillarin7 dijo...

Hoy me quedo con esto: abrazos que resitieron más allá de los deseos,prisiones que el corazón no se atrevió a asaltar...hoy me toca especialmente...
Un saludo

Jezabel dijo...

La soledad a veces, tienes razón, va acompañada. Es curioso como texto nos lleva a cada persona que lo leemos a un punto distintos, de ahi que yo siempre defenderé las teorias literarias que hablan del texto que se enriquece ( y se cuece) en cada lectura y se hace a partir no solo de lo que el autor dice si no de las interpretaciones que los lectores sacamos de él. Pragmática pura.
Y trás este repelente comienzo, solo decir que me ha llamado especialmente tus ultimas palabras porque yo desde que tengo a mi Hijo dentro nunca me siento sola, porque la soledad va siempre acompañada de él, de sus movimientos, de esa quietud y ese silencio que me permite sentir su compañía.
besos Rafa!

Erato dijo...

A veces todo se confabula como los árboles, la lluvia, el sol radiante, tus palabras o los andenes...Todo se envuelve en un áura malva y mágica para regalar vida aun lado u otro de los mapas. Un texto precioso,Rafa.Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Gracias Ana, siempre es grande sentir tus palabras. Tienes razón todo parece haberse aliado y espero que así siga siendo.
Un beso.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Puri, bienvenida a esta tu casa. Me alegro que te guste.
Un saludo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Lo mismo digo Vereda, bienvenida a esta tu casa y agradezco que dejes tu comentario. Un saludo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Avillarin7, se va enriqueciendo este rincón con tus visitas, quédate con lo que quieras y me alegro que te llegue. Un abrazo.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Jezabel, ya te dije hace poco que tu historia, tu momento, es mucho más bonito que el mío y tienes razón, nunca estarás sola, yo tampoco, sería imposible.
Un beso grande. Por cierto preciosas y conmovedoras las cartas que cuelgas en tu rincón.

RAFAEL MÉRIDA dijo...

Querida Erato. Puede que todo se confabule pero lo esencial está en los corazones y eso me encanta.
Un beso.

Anónimo dijo...

PRECIOSO

Anónimo dijo...

No hay palabras. Un abrazo Rafael.