Cita:

"Todo necio confunde valor y precio".
Antonio Machado

martes, 19 de octubre de 2010

ENVIDIA

               Entre tu cuerpo y el mío, veinte años no son nada. Dos décadas de ventaja que en el presente no importan. Mas yo no sueño contigo, lo hago con mis fantasmas, mientras invaden los tuyos esperanzas de futuro. Aún crees que la tristeza es esa melancolía de las tardes otoñales porque sólo has contemplado la cara de la moneda y no has escrito poemas a un amor que no quiso seguir siéndolo, ni has llorado sabiendo que las lágrimas nunca se secan del todo. No has visto el vacío mudo, hondo y doloroso de soledades no elegidas, ni has percibido el inigualable aroma de las que son provocadas. No hay cicatrices en tu piel, tampoco en el corazón, y tal vez pienses que las caricias se olvidan cuando la otra piel no está cerca. No has despedido a nadie con la certeza de que no volverá.
Ves como algo seguro llegar algún día al horizonte y te bebes de un trago cada instante a pesar de no pensar que pueda ser el último.
Por tus mejillas rebosan los colores de una vida que no sabe de imposibles, de cansancio, de fatiga. Te asombra saber que pareces no saber nada cuando lo comparas con lo que yo sé y en realidad soy yo quien busca tu cercanía para aprender de tus ganas, de tu ilusión, de tu risa siempre atenta a las pequeñas maravillas de lo aparentemente absurdo. Dominas un idioma que vagamente recuerdo y envidio poder estrenar todos los días la sonrisa de lo que parece una perpetua primavera.
¿Entre tu cuerpo y el mío, veinte años no son nada?
Yo apuesto. Tú ganas.

19 comentarios:

Jezabel dijo...

Rafa, esto es prosa poética y lo demás son tonterías o ganas de joder la marrana.
Perdona que sea tan bestia.
:)

aniki dijo...

Me gustó mucho. Veinte años no son nada hasta que te paras a pensarlo. No obstante, ¿qué son veinte años, cuarenta o sesenta años? Pues nada, es el tiempo que uno lleva respirando que no viviendo.

Besosssss.

FEPETE dijo...

Eterna primavera. Años que no son nada, si el amor por el que se apuesta, triunfa. Lluvia de flores en el triste otoño, alegre consuelo para ánimos caídos.

No hay envidia cuando el afecto se comparte.

Saludos.

VANE Alive dijo...

Gracias por tu comentario.
Seguro que algún día..
Un abrazo

RAFA EDEL dijo...

Gracias Jezabel, no has sido un poco bestia, no podrías serlo aunque te lo propusieras, digamos que son cosas del troglodita, ¿no?
Un beso.

RAFA EDEL dijo...

Aniki, muy agradecido por tu visita y bienvenida a tu casa. Tienes razón, los años no son nada, sobre todo si sólo se respira pero no se vive.
Un saludo.

RAFA EDEL dijo...

Señor Fepete, gracias por sus visitas constantes y por seguir las letras que dejo en este rincón.
Un saludo.

RAFA EDEL dijo...

Las gracias a ti, Vane Alive, las palabras que has dejado en tu rincón pueden parecer duras, pero es la realidad y de verdad que me han ayudado, el tuyo es un ejemplo a seguir y claro que sí, ojalá algún día...
Abrazo fuerte para ti.

VANE Alive dijo...

:)


Puedo preguntarte como has encontrado mi blog??

RAFA EDEL dijo...

Hola Vane Alive, he encontrado tu blog gracias a un enlace que ha puesto jksmadrid en el foro de aeii en yahoo, ya que lo visito diariamente aunque suelo participar poco, yo también pertenezco a tan odioso club.

Marta dijo...

Veinte años son lo que queramos que sean.Se puede estar muy cerca o muy lejos.Estoy segura que de tisiempre se aprende.En tus lineas siempre esta escondida ella eso separa mas que veinte años.Un beso

VANE Alive dijo...

ok..
era curiosidad!!
Me escribió esta mañana al face(yo conozco a JKS de otros foros de hace años)..y me dijo que lo había colgado.
Me he registrado despues..!!
Bueno..
habrá k sacarle cosas buenas a eso..(al club),k las tiene...k te lo digo yo!!
Saludos

Erato dijo...

Mientras te leo escucho de fondo a Gardel y me una mezcla de sensaciones.Creo adivinar que las mejillas a las que aludes y el horizonte que se bebe de un trago, guarda un poquito de tu alma, un trozo de tu mirada y tal vez esconda ya sin saberlo mucha de la poesía que tú emanas.Esa apuesta final,esa victoria, amigo...Me ha encantado.
Un abrazo que acaricie tus noches con palabras.

S. dijo...

¿Nos pesan esos veinte años? O quizás lo que nos pesan son los fantasmas, los sueños, las lágrimas, las cicatrices, la indiferencia, la espera, el olvido...

Al final, nos pesa todo lo demás antes que el tiempo.

Un besito, compi.

RAFA EDEL dijo...

Marta no pienses qué separa o qué une y no te creas, de mí a veces no se aprenden cosas demasiado buenas. Un beso.

RAFA EDEL dijo...

Hola Erato. Me alegra verte como siempre. Que maravilla tener de fondo a Gardel. Gracias por tu comentario y por estar ahí.
Un beso.

RAFA EDEL dijo...

Hola Compi. Creo que tienes razón, al final nos pesa todo más que el tiempo. Veinte años no separan dos sentimientos, dos latidos, dos miradas, lo demás si que nos lastra.
Un beso.

acróbata dijo...

Me ha encantado el llegar navegando hasta tu prosa poética, veinte años son nada cuando de por medio fluye el invisible río del amor, uno ya es rivera por donde tal vez ya pasaron muchas aguas, la otra es torrente de pasión que aún nunca ha conocido las aguas turbias de las quietas lagunas...

En fin, que me gustó...gracias por compartir tus letras Rafa.

RAFA EDEL dijo...

Gracias a tí, acróbata por haber llegado hasta esta tu casa y por el comentario tan hermoso que has dejado. Un abrazo.